Blog de C3PO

Estafas y tarjeta prepago

Hoy le advertía a una amiga sobre la estafa triangular, que se está poniendo muy de moda y en la que puede caer mucha gente.

Suele funcionar de forma que alguien (estafador) que se anuncia vendiendo aparatos de segunda mano mucho más baratos de lo normal o gangas (primer aviso para tener cuidado), espera que alguien le compre, y la víctima (víctima 1) le compra dando sus datos personales y de la tarjeta para pagarle (segundo aviso). El estafador luego compra ese aparato a la página original con datos personales de otra víctima anterior (víctima 2) pero con dirección hacia la víctima 1. Y claro, el que le compró (víctima 1) recibe sin problemas su compra y tan contento.

El problema viene luego, cuando la víctima 2 se da cuenta de que se le ha cobrado por algo que no ha pedido. Lógicamente reclamará o lo denunciará y es posible que termines pagando doblemente por ese aparato o que te incriminen como estafador a ti. Y el verdadero estafador se sale con la suya: no ha dado datos suyos en ningún sitio y tiene nuevos datos personales y de tarjeta para usar con próximas víctimas.

Hay muchas estafas por internet. Mi consejo es nunca usar tus datos de cuenta bancaria o de una tarjeta mastercard o visa normal. Si tu banco te ofrece tarjeta de crédito virtual pues hazte con una, apunta los datos, y al comprar o pagar por un servicio online, carga la tarjeta virtual únicamente con el precio + gastos de tu compra o impuestos, y ponle caducidad de 1-2 meses. Tendrás número diferente de tarjeta, de código y de caducidad.

Aún mejor es si tu Banco te ofrece una tarjeta prepago física que puedas usar en cajeros, tiendas y por internet. Aparte, suelen tener la ventaja de que puedes activar o desactivar el poder usarse por internet cuando lo desees. Así que te da mayor seguridad. La cargas online con el dinero necesario y a usarla donde quieras, sabiendo que si te roban será solo por lo que has cargado en ella.

De esta forma, si quisieran hacer un pago con tu tarjeta, seguramente estaría ya vacía o con poco dinero dentro. Nunca podrán estafarte mucho, o quizás ya nada.

Hay otras opciones, como el contratar un seguro para estar tranquilos ante estas estafas con tu Banco, que no suele ser caro, aunque en realidad los Bancos deberían hacerse cargo de estos problemas y devolver lo estafado, que a veces son responsabilidad del mismo Banco por no tener la seguridad necesaria (otras son de cada persona, hay que reconocerlo). Suele funcionar yendo a juicio, pero no todo el mundo puede o desea hacerlo y nunca se sabe cómo terminará.

Yo nunca pago poniendo mis tarjetas de crédito normales. Aparte, pudiera ser que un determinado servicio donde vayas a pagar (por grande que sea) haya sido crackeado y tengan todos tus datos.

Hoy estuve viendo y comprobando emails y teléfonos de muchos millones de cuentas comprometidas y en qué servicios, en este enlace:

Comprueba datos filtrados

Mantente seguro por la red y no te fies.